Es originario de la República Democrática del Congo. Es más resistente y menos delicada a la hora de cultivar, su sabor es intenso y bastante amargo, pero menos ácido que el Arábica y con mayor concentración de cafeína, y posee más cuerpo. Este tipo de grano se utiliza generalmente en la elaboración de cafés instantáneos.

Es poco perfumado y su textura es cremosa y áspera y aunque es mucho más fácil de cultivar, al tener menos demanda, esta variedad no es muy extendida. Se cultiva en lugares donde la temperatura sea regular y exista mucha humedad.

A diferencia del café Arábica, la Robusta es más resistente a enfermedades, parásitos y al calor, de ahí proviene su nombre. Otra diferencia reside en sus granos: el grano Arábica posee un surco central desigual, es verde intenso con matices azules, alargado y aplanado mientras que el de la Robusta es abombado y convexo, su surco central es recto y es de color verde claro con matices grises y marrones.

Otras clasificaciones: semillas, proceso de tostado y comercialización

Por otro lado, las semillas del café se pueden clasificar por el origen geográfico, como son:

Los que se cultivan en América del sur

  • En Colombia tiene un ligero sabor amargo, un fuerte aroma, mucho cuerpo y una acidez moderada.
  • En Brasil, el sabor es suave y dulce.
  • En México, el café Arábica tiene delicado aroma, con una ligera acidez y de excelente calidad.
  • En Costa Rica, tiene un sabor intenso y afrutado con mucho cuerpo.

Los que se cultivan en África

  • En Tanzania, son bastantes ácidos y con mucho aroma.
  • En Kenia, poseen una alta acidez con un sabor intenso y un gran aroma.
  • En Etiopia, son bastante ácidos, afrutados y con un sabor fuerte.

Los que se cultivan en Asia

  • En Java, suelen ser bastante amargos.
  • En Yemen, se le conoce por cultivar el famoso Moka que es de sabor achocolatado y de gran calidad.
  • En Célebes, se les conoce por tener una acidez elevada y un fuerte sabor.

De igual manera, se pueden dividir según el proceso de tostado, este puede ser:

  • Café tostado natural: es el café que se obtiene del proceso normal de producción que es la recolección, la torrefacción, la mezcla y el envasado. En este proceso el café es sometido a tueste directo en una temperatura que varía entre los 200° y los 220°.

Café torrefacto: Se le llama así al café que se obtiene luego de que se le agrega azúcar mientras está siendo tostado. El resultado es un café oscuro y amargo. Desde luego, cuando el café adquiere un sabor a quemado es porque sin duda se ha tostado más de la cuenta.

27enero
2021